“Coleccionista de Papel Secante”

“Coleccionista de Papel Secante”

“ENTRE ENANITOS Y PELIKANOS ESTOY ENTRE AMIGOS”

Soy Luis Latorre Albesa, nací hace cincuenta y un años en Beceite, un pequeño pueblo de la provincia de Teruel, aunque hace veintiséis años que vivo en Barcelona.

Trabajé dieciocho años como químico en Pelikan, empresa cuyo nombre conocía desde mi infancia por los secantes con enanito que nos regalaban al comprar en las papelerías, y de los que aún conservaba dos o tres guardados entre las hojas de algún libro.

¿Desde cuando colecciona secantes?

A principios de 1995, la empresa Pelikan cerró su planta de producción en ESPAÑA, encontrándome inesperadamente en el “paro”, como vulgarmente decimos; fue entonces cuando a mi pasión por el coleccionista en general se le abrieron nuevos horizontes, al tener tiempo para frecuentas los comercios especializados, así como mercadillos, donde nos encontrábamos coleccionistas de todos los temas.

¿Cómo empezó?

Yo tenía unos veinticinco o treinta secantes de Pelikan y pensaba que los tenía casi todos, llevándome la sorpresa de que no era así, pues cada día encontraba alguno que desconocía; fue entonces cuando decidí buscar y coleccionar todos los secantes de Pelikan, así como los de otras marcas relacionadas con artículos de escritura, oficina o escuela.

¿Quién le introdujo?, ¿Todos los secantes son españoles?

Al ir preguntando a los comerciantes tenían secantes, todos me hablaban de un coleccionista que entonces era el “rey” del tema, este era Melchor Pintó; con la ayuda del amigo Pintó, (que por desgracia nos ha abandonado recientemente), mi colección creció rápidamente, y en la actualidad tengo más de quinientos diferentes, prácticamente todos españoles, menos los de Pelikan, de los cuales también colecciono los del resto del mundo.

¿De qué años son los secantes más antiguos que ha conseguido?

Los secantes más antiguos que tengo son unas hojas de calendario de 1897, 1898 y 1899.

¿Es difícil encontrar secantes?

Hay secantes de los que, hasta la fecha, solo se conoce la existencia de una unidad, y cada día es más difícil encontrar alguno nuevo ya que dejó de utilizarse como soporte publicitario a principios de la década de 1970.

¿Dónde encuentra generalmente las piezas de su colección?

En la actualidad Internet es un método muy utilizado para localizar algún secante, sobre todo en el extranjero, si bien siempre hay algún comerciante que inesperadamente te da una sorpresa.

¿Cuál de los secantes de su colección le hace sentir más orgulloso?

El que más ilusión me hizo encontrar fue un secante de los años 40 del estanco de mi pueblo por ser prácticamente el único representante de la propaganda comercial de los establecimientos de Beceite.

¿Conoce la existencia de otros coleccionistas de secantes y, si es así, tiene relación con ellos?

Con el paso del tiempo he visto que cada día somos más los que coleccionamos secantes, encontrándose maestros, arquitectos, profesores de universidad, diseñadores gráficos, fotógrafos, etc. que están muy interesados en este coleccionismo. Muchos de nosotros, y de diferentes puntos de España, estamos en contacto para avisarnos de los nuevos hallazgos.

¿A qué piezas de su colección les tiene más cariño?

A dos secantes de Pelikan que me regalaron los amigos. Uno en fondo verdoso donde se ve a un negrito perseguido por un pelícano y otro en el que un tintero de Pelikan hace un balancín con un niño en cada extremo.

Aparte de secantes, ¿colecciona algo más?

Al ser cada día más difícil encontrar una nueva pieza para incrementar mi colección, he ido ampliando el coleccionismo, siempre relacionado con artículos de escritura, de calendarios de bolsillo, etiquetas, tinteros, etc.

¿Cuál es el atractivo de coleccionar secantes?

Para mí, uno de los mayores atractivos del coleccionismo, es, aparte de la nostalgia de cada uno que te hace revivir tiempos pasados, los momentos de relax que te proporciona mientras contemplas tus colecciones.

 

Septiembre – 2005

Entrevista: Rosa Garcés – Paperantic